Seguros Logísticos y Marítimos

Este seguro de transportes marítimos y logísticos es fundamental ya que existen otros factores fuera de tu control. Como por ejemplo: las condiciones meteorológicas impredecibles pueden resultar fácilmente en daños y, en el caso de los envíos de grupaje, el mal embalaje de las mercancías de otros expedidores que puede afectar a la seguridad de las suyas.

Diferentes tipos de seguros de transporte marítimo.

Hay una gran variedad de seguros para Su carga y cada uno de ellos tiene sus propias limitaciones y coberturas. Seguros más comunes en transporte marítimo:

Seguro de carga terrestre.

Como sugiere su nombre, el seguro de carga terrestre cubre las eventualidades que puedan tener lugar mientras la carga está siendo transportada por vía terrestre. Es decir, cubre lo que pueda suceder cuando la carga está a bordo del camión, pero también cuando es transportada o manipulada por otro tipo de vehículos especializados.
Cobertura: robo, daños por colisión y otros riesgos.

Seguro de carga marítima.

El seguro de carga marítima cubre la parte del viaje que sucede en el mar (o en el aire en el caso de transporte aéreo). En contraste con el seguro de transporte terrestre, su aplicación es internacional.
Cobertura: daños producidos por la carga o descarga del contenedor, mal tiempo, piratería y otros riesgos.

Los seguros de carga marítima pueden ser renovables o permanentes. Para los expedidores poco frecuentes, es mejor escoger seguros con políticas de renovación aplicables a un único viaje. Este tipo de seguros suele ser bastante económico y puede llegar a ahorrar sumas considerables de dinero. En cuanto a los expedidores frecuentes, hay seguros con pólizas permanentes que cubren un periodo determinado de tiempo, independientemente del número de envíos que se realicen.

Tipos de coberturas de los seguros de transporte marítimo:

La cobertura de los seguros de carga puede incluir el transporte por vía terrestre, marítima, aérea o ferroviaria. Pero hasta qué punto quedas cubierto depende del tipo de póliza que escoja. En general, los seguros se rigen por las cláusulas ICC y dentro de estas cláusulas existen distintos tipos de coberturas que se clasifican en los niveles A,B y C, siendo las pólizas A las que tienen mayor cobertura.

La cobertura a todo riesgo ofrece una de las mayores coberturas y protege frente a una amplia gama de factores externos. En general, este tipo de seguros cubre la mayor parte de daños y pérdidas físicas que se produzcan como resultado de distintas incidencias externas con las que una mercancía se pueda encontrar. Este tipo de cobertura se aplica normalmente a lo que las mercancías generales o aprobadas previamente por las aseguradoras, que son mercancías nuevas y que no se dañan fácilmente.

Qué queda excluido:

  • Daños producidos por una mala estiba. Los errores cometidos durante la estiba, incluyendo deficiencias en el embalaje, son una de las principales causas por las que se producen daños en la carga y no quedan cubiertos por ningún seguro.
  • Daños producidos en la carga como resultado de una negligencia. Un buen ejemplo de negligencia sería enviar productos sensibles al paso del tiempo a un puerto que es conocido por experimentar constantes retrasos y congestiones.
  • Defecto inherente. Se refiere al deterioro de la carga debido a su naturaleza, en oposición a factores externos. Esto sucede por ejemplo en el caso de envíos de vino o cerveza, dado que la calidad de estos productos puede verse alterada por los movimientos y los cambios de temperatura durante el tránsito.
  • Rechazo de las aduanas.
  • Abandono de la carga.
  • Por diferentes actos como lo son guerras, huelgas, motines y disturbios civiles.
  • Pérdida de beneficios. No quedan cubiertas las pérdidas de oportunidades y beneficios derivadas de los daños causados en la carga.
  • Pérdidas por impago. Las pérdidas derivadas de impagos quedan excluidas, incluyendo impagos a proveedores, terminales, etc.
  • Otros factores externos como terremotos, polución, infecciones, etc.
  • Dolo. Concepto legal que se refiere a daños ocasionados intencionadamente.

Póliza de riesgos identificados.
Al contrario que las pólizas a todo riesgo, las pólizas de riesgos identificados sólo cubren las pérdidas causadas por las causas específicamente nombradas en la póliza. Aquí tiene algunos ejemplos de causas que podrían incluirse en este tipo de póliza:

  • Colisión entre dos buques
  • Hundimiento del barco
  • Descarrilamiento
  • Condiciones meteorológicas adversas
  • Fallo en la entrega de la carga
  • Incendios
  • Terremotos
  • Robos
  • Etc.

Otro aspecto fundamental que debe tener en cuenta es que siempre debes asegurar la carga por el valor real. Piensa que, si se producen daños, el valor de la carga siempre debe ser justificado a la hora de efectuar la reclamación al seguro.

Agentes de Carga.

Embarcaciones Comerciales.

Transporte de Carga.

Transporte de Mercancías Automático.

Vehículos Utilitarios y Pesados.

Embarcaciones de Recreo.

Transporte de Mercancías Especifico.

Para más información comunicarse con nosotros.

CBR Trámites y Seguros
Cindy Betancur Ruiz
Cel 3137788000 – 3148452037
cbrtramitesyseguros@gmail.com
Armenia – Quindío

Para Mas Información